Los embutidos son un alimento que gusta a casi todo el mundo, son muy ricos en proteínas y son perfectos para comer a cualquier hora del día. Para su elaboración, hay tripas naturales en Huesca que son perfectas para la elaboración de un embutido de calidad.

A continuación, te explicamos desde Intrespa la forma tradicional de hacer un exquisito salchichón casero, ya verás que es muy fácil. Empezaremos recomendándote que compres unas tripas naturales en Huesca, pueden ser otras pero estas son de muy buena calidad, además, para la mezcla necesitarás:

 1.600 grs. de carne de magro de cerdo.

- 400 grs. de tocino.

- 30 grs. de sal.

- 8 grs. de pimienta blanca.

- 7 grs. de ajo.

- 5 grs. de canela.

En primer lugar, picaremos la carne, si no dispones de picadora, siempre puedes comprarla picada ya.

A continuación, mezclar la carne con el resto de ingredientes y remover muy bien hasta que queden todos los ingredientes perfectamente integrados.

Tapar con un film transparente y dejar reposar la mezcla un mínimo de 24 horas, se puede dejar hasta 3 días en la nevera o en un sitio fresco. Pasado este tiempo, ya tenemos la mezcla lista para embutir.

Antes de empezar, tenemos que preparar las tripas, para ello, las introduciremos en agua caliente con rodajas de limón durante unos 30 minutos, después se lavan bien, se escurren y se ata un extremo con hilo de algodón.

Con la ayuda de una embutidora, iremos metiendo la carne dentro de las tripas. Por último, solo queda colgarlas en un lugar ventilado y fresco y dejar pasar de dos a tres meses.

Y ya solo queda disfrutar de un delicioso salchichón. Desde Intrespa te animamos a que intentes hacerlo de forma casera con las mejores tripas de cerdo, vacuno y cordero.